NACHO BAÑERAS

Título

La filosofía y, especialmente, el autoconocimiento que ésta proporciona, ha sido mi forma de hacerlo, dando cada vez más espacio a una actitud de cuidado, de sabernos (de saberme) vulnerables y, en el fondo, de poder contactar con esa zona insondable del quiénes somos que nos abre a un misterio común, muy cercano a la metáfora de sabernos cuencos vacíos.


La filosofía como camino de desvelo, aplicado a nosotros y a través del cuidado, es el sendero que recorro y propongo, puesto que nos permite transformarnos como personas, cambiar el mundo y contactar con una senda más espiritual.