VICTOR ANGEL

Terapeuta Gestalt y Bioernergética, Profesor de Yoga

Nací en Barcelona en 1974, hijo primogénito. Abrazado por la morosa exigencia de mi Padre y el cuidado simbiótico de mi Madre.

Recuerdo mi infancia como un tiempo de juego en la calle,  un lugar de mucha nutrición.

También, gracias al trabajo terapeútico puedo ahora ser consciente de las consecuencias personales y familiares de la pronta muerte de mi hermano.

Siento que maduré tarde, no quería salir del huevo edifico. Esto me llevo a cierta indefinición emocional y profesional.

Seguí inicialmente los pasos paternos, me licencié en ADE y desarrollé mi vida profesional en le mundo de las Telecomunicaciones y la Consultoría. Actualmente dirijo dos empresas Inner Sense y QLess.

En esta carrera profesional siempre ha habido, en paralelo, algo que me creara una sensación de desarrollo y crecimiento y también me ayuda en mi equilibrio personal.

No ha sido fácil andar ambos caminos, mucho esfuerzo y sensación de no pertenencia.

Mi camino en el desarrollo personal y el autoconocimiento empezó joven, con el Yoga. Algo que empezó como una intuición, ha terminado siendo una parte importante de mi vida personal y profesional.

Me formé con Ramón Casas en su escuela Yoga Nil, él me transmitió su hacer respetuoso, el cuidado y respeto al cuerpo y una parte de su enorme sabiduría sobre el Yoga y la vida.

Con los años quise saber más sobre mí, y esa búsqueda y de nuevo la intuición, me llevó a la Terapia Gestalt. Me formaron Cristina Nadal y Albert Rams en la Escuela del Taller de Gestalt Barcelona. Con ellos descubrí una parte del cuento que me estoy contando. Su mirada clínica, su quehacer terapéutico y el contacto tierno, me acompañaron en mi desarrollo como persona y terapeuta.

Me dedico a la enseñanza del Yoga desde el 2003 y a la Terapia Gestalt desde 2014.

Mis ganas de seguir descubriéndome y de tener más herramientas para la relación de acompañamiento, me llevaron a formarme en Eneagrama y Bioenergética en el IPETG con Juanjo Albert. Maestro al que echo de menos, con él y su equipo, afiancé mis conocimientos sobre el cuerpo y la creación de carácter y seguí mi evolución personal y terapéutica.


Actualmente vivo en pareja y somos padres de dos niñas.